Hay recuerdos de nuestra infancia que, sin presagiar, terminan marcando nuestro destino. De eso trata la historia de Jessica Urbina, una joven madre de 32 años cuyo emprendimiento –Dulce y Natural– es una reivindicación a su fruto favorito: el maní.

“En el colegio, el maní salado en bolsitas era mi snack preferido durante los recreos”, recuerda Jessica, para quien la maternidad marcó el inicio de su etapa como emprendedora en el negocio de mantequillas de maní y almendras 100% naturales.

También te puede interesar:

|AB Brand, la agencia que cambió el rostro de Piura

|Dolce Vero: bufé criollo que rescata la comida tradicional piurana

Hace un año, esta mamá decidió dejar su trabajo en aerolíneas y agencias de viaje para dedicarse al cuidado del pequeño Aaron. Si bien la decisión de alejarse de su carrera no fue fácil, ella trató de buscar una alternativa con la cual seguir aportando a la economía familiar, pero desde casa.

“La maternidad no es un impedimento para tener tu propio negocio”, sostiene. “[Tener un emprendimiento] siempre había estado ahí latente; Aaron fue la ‘excusa’ para ponerlo en marcha”.

Pasión por el maní

El maní, cuyo nombre científico es arachis hypogaea, es un fruto seco que brinda múltiples beneficios a nuestra salud. Entre ellos tenemos que ayuda a ganar fibra muscular, favorece la digestión y mantiene activa la memoria y en buen estado nuestro corazón.

Jessica Urbina empezó a producir mantequillas de maní por un gusto personal y trayendo a su memoria el procedimiento que observó durante su infancia en casa de sus tías. Posteriormente, fueron su familia y sus amigos que, tras probarlas, la animaron a venderlas.

“No es que haya estudiado [para hacer mantequillas], sino que nació como una curiosidad, que he ido perfeccionando, tomando ideas… Empezamos sin saber [muy bien] cómo era este emprendimiento, comenta.

Dulce y Natural: matequilla de chocomaní

Dulce y Natural no es solo un emprendimiento de venta de mantequillas artesanales; es, sobre todo, un estilo de vida. Jessica comenta que lo que busca es promover un modelo de vida saludable y en armonía con el medio ambiente. Por ello –subraya– ofrece productos 100% orgánicos, sin conservantes ni aditivos, y opta por una cultura de “cero plástico”.

“Aportamos al medio ambiente: las entregas se hacen en bolsas de papel y utilizamos envases de vidrio reusables”, refiere.

Sabores y características

Actualmente, Dulce y Natural tiene cuatro presentaciones de mantequillas:

  • Mantequilla de maní (puro maní tostado) = 14 soles
  • Mantequilla de maní crunch (mantequilla de maní con trocitos de maní) = 16 soles
  • Mantequilla de chocomaní (mantequilla de maní con cacao orgánico) = 16 soles
  • Mantequilla de almendras (100% almendras tostadas) = 27 soles

Todos estos productos se venden en envases de 250 gramos. Son 100% naturales, no contienen azúcar ni sal; es decir, el sabor es igual al del fruto seco, por lo cual son perfectos para usar en repostería o en la comida.

Dulce y Natural

“Pueden consumirlas gente que hace deporte, que cuida su alimentación; las madres, para preparar loncheras saludables a sus pequeños; pero, en general, todas las personas, tanto adultos como niños”, aclara Jessica. “No es necesario ser un gran deportista para tener la idea o la buena intención de cuidarse bien”.

Aprendiendo en el camino

Estos últimos siete meses han sido de aprendizaje. Jessica señala que en el camino tuvo miedo porque no sabía cómo gestionar un emprendimiento o si el producto iba a gustar en el mercado local. Al principio fue un poco difícil porque muchas personas no sabían cómo consumir la mantequilla de maní, lo limitan con untarla al pan”, dice.

Sin embargo, ha seguido para adelante ganando experiencia a través de charlas y ferias ecologistas, como el Eco Green o la Feria Saludable de la Universidad de Piura. “Cuando hay una motivación, el miedo no te tiene que estancar”, dice entusiasta.

Ventas y más

Frente a la “desventaja” de no contar con una tienda, Jessica ha conseguido posicionar la venta de sus mantequillas de maní en redes sociales. Facebook, WhatsApp e Instagram representan para ella una vitrina importante para darlas a conocer dentro y fuera de Piura.

Pero también utiliza estas plataformas digitales para educar a su público acerca de cómo consumir las mantequillas y en qué recetas incluirlas. Además, brinda información nutricional en alianza con la nutricionista Milagros Merino y fomenta el emprendedurismo.

Fanpage de Dulce y Natural

Trato de motivar a otros emprendedores con algunos tips o frases o cosas que me han ido personalmente ayudando, y que quizás a alguien que está empezando con un emprendimiento le puedan servir”, acota.

Metas y visión

Esta emprendedora apuesta por seguir creciendo con Dulce y Natural. Por ello, su siguiente paso es obtener el certificado de registro sanitario para llegar a nuevos públicos a través de supermercados. Asimismo, tiene en mente seguir innovando en su línea de mantequillas incorporando nuevos sabores, como el de chocoalmendras.

“Espero poder tener un sustento real, fijo, con este emprendimiento”, proyecta Jessica, quien se muestra satisfecha de poder desarrollarse de manera personal con este emprendimiento sin descuidar a su familia. “Se puede ser esposa, madre y emprendedora”.

Síguenos en Instagram:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresa tu comentario
Por favor, coloca tu nombre aquí