De acuerdo al último reporte de la ONU Medio Ambiente, en el mundo, se producen anualmente 400 millones de toneladas de plástico, de las cuales más de 8 millones de toneladas son arrojadas a los mares del planeta, alterando seriamente los ecosistemas marinos.

Afortunadamente, de un tiempo a esta parte, son cada vez más las empresas que se comprometen con el cuidado de la naturaleza a través del uso o comercialización de envases biodegradables. Una de ellas está en Piura y se llama Kon Tiksi Wiracocha.

También te puede interesar:

|‘Chat Rosé’: elegancia y glamour que empodera a las mujeres

|‘Reino Animal’: puro amor humano al servicio de tus mascotas

Este ‘negocio verde’, cuya traducción del quechua es “cuidemos nuestro planeta, nuestros hijos nos agradecerán”, es impulsado por el administrador Hugo Peña Melendres, de 25 años, quien quedó impactado con la cantidad de basura plástica que trasladaba el desbordado río Piura en el 2017.

Por desgracia, en el Perú, aún se utilizan cada año 3 mil millones de bolsas plásticas, un material industrial cuyo tiempo de degradación es de 400 años. Otros como el tecnopor o las cañitas tardan en descomponerse 1,000 y 200 años, respectivamente.

Ante ello, Hugo Peña decidió que era tiempo de actuar.

Idea de negocio 100% ecológica

Así, en febrero del 2019, nació “Kon Tiksi Wiracocha”. Este es un emprendimiento pionero en Piura en comercializar envases biodegradables (vasos, tapers y cañitas) importados de Asia. “Queremos que la sociedad se concientice y que sepa que el tecnopor y las bolsas dañan el planeta”, resalta Hugo Peña.

Estos envases, que prometen destronar al plástico, están hechos de material 100% orgánico. Los vasos y tapers son de bagazo de caña de azúcar y las cañitas, de bambú.

Hugo Peña Melendre, de Kon Tiksi Wiracocha. (Foto: Walac)

Al estar fabricados con material natural, tienen la propiedad de biodegradarse en un plazo de 180 a 220 días. También son compostables -es decir, pueden usarse como compost para fertilizar la tierra- e impermeables, pues resisten líquidos, así como temperaturas de hasta 300°C.

Pero, sobre todo, son productos inocuos al ser humano y a los animales debido a que no se utilizan químicos durante su proceso de fabricación. Así lo certifican organismos como el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y la International Organization for Standarization.

Golpeando puertas

“Los primeros cinco meses han sido muy duros porque me tocó golpear puertas”, dice Hugo Peña. Y es que, al ser productos importados, el precio suele elevarse por el pago de aranceles comerciales.

No obstante, su perseverancia viene dando buenos resultados. Hoy en día, entre sus principales clientes figuran reconocidos restaurantes como Papi’carte, Piqa, Tayanti, Cuernos y Astas, Nuevo Ajicito o El Rinconcito Cataquense.

Ellos, con la asesoría de “Kon Tiksi Wiracocha”, se han convencido de que un producto tan exquisito como su gastronomía no puede servirse sino en utensilios ecológicos y saludables.

Productos y precios

Actualmente, se ofrecen seis modelos de tapers biodegradables. Estos son: la bandeja y los modelos CT1, CT2, CT3, CT4 y CT5, que se diferencian por sus tamaños.

También se comercializan vasos de 8 onzas y las cañitas de bambú de 23 cm.

Existen dos tipos de precios: para distribuidores y para público en general. Por unidad los envases pueden costar hasta S/1 y los sorbetes, S/0.30; mientras que el ciento de vasos y el de bandejas pueden llegar hasta los S/52 y S/53, respectivamente.

“Kon Tiksi Wiracocha” brinda a sus clientes el catálogo de sus productos y tarifas. Si desea contactarse con ellos, puede hacerlo al teléfono 934 802 532 o al fanpage Biodegradables Wiracocha KTW.

Metas de expansión

Gracias a la promulgación de la “Ley de Plásticos”, en diciembre del 2018, se ha abierto un amplio abanico de posibilidades, y obligaciones, para que los comercios reemplacen, con productos ecoamigables, los plásticos de un solo uso (bolsas), sorbetes y tecnopor.

En ese contexto, “Kon Tiksi Wiracocha” empezará con la importación de nuevos envases, como cubiertos, tapers para líquidos y platos, y también bolsas biodegradables. Este cargamento proveniente de Asia llegará a nuestra región a principios de agosto del 2019.

Pero aún hay más. La empresa se prepara también para producir, en corto plazo, sus primeras bolsas y cañitas biodegradables en tierras norteñas. Junto a estudiantes de la Universidad de Piura, se busca llegar al 100% de biodegradabilidad en bolsas antes de empezar con su comercialización en Piura y, por qué no, en otras regiones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresa tu comentario
Por favor, coloca tu nombre aquí