Lucia Ramos Calle es una joven de 30 años que hizo de la naturaleza su pasión. Las flores, la madera, la libertad y la tranquilidad que la naturaleza le trasmitía la inspiraron para emprender y tener su propio negocio de decoración rústica.

Lucía cuenta que decidió emprender ya que siempre quise ser independiente, una mujer fuerte y luchadora que va hacia donde quiere. Por eso, pese a que en un inicio tenía miedo y algo de nervios, nada le impidió empezar desde 0.

“Empecé desde 0 y me puse metas basadas en mis sueños, quería crecer como emprendedora. Así que me arriesgue. Me costó, pero siento que lo estoy logrando”

En un inicio, Lucía empezó haciendo decoraciones en su casa. Según cuenta, trajo varias maderas, reunió a su familia, hizo bocaditos que había aprendido a hacer en unas clases y decoró una mesa para practicar y enseñarle su idea de negocio a su familia.

Tras todos quedar encantados con su creatividad y diseños naturales, llegó su primer cliente. Hizo una decoración para Nestle y fue entonces que Decoracion Rústica-Piura se hizo real, un negocio. Luego, su personalidad alegre y sociable le permitieron llegar a más clientes ilusionados por tener las decoraciones de Lucia en sus eventos especiales.

Hoy Lucía tiene contratos para matrimonio, showers, cumpleaños, bautizos, pedidas de mano, celebraciones de novios, entre otros.  Para fidelizar a sus clientes, Lucia comentó que a veces no solo arma la mesa, sino que también para que la decoración quede completa y a la altura del evento, les da a sus clientes el catering debido. Otras veces, les da más decoración de la que le piden.

En un futuro, Lucía espera crecer en su negocio y llegar a ser wedding planner pero siempre siguiendo su sello que la caracteriza, lo rústico y más natural posible.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresa tu comentario
Por favor, coloca tu nombre aquí