Muchas veces es complicado pensar en ese regalo especial que quieres entregar a un chico o a una chica, un familiar, a tu mamá, etc. No sabes qué darles, qué les va a gustar o qué es lo que les haría muy felices recibir. Un perfume, ropa, o algo de joyería. Sin embargo, algo que nunca tiene pierde y que muchos amarán es algo delicioso y con un mensaje que le haga feliz.

Esto es lo que define al negocio de Nicole Orejuela, una joven de 20 años que estudia administración y desde hace 2 años ha entregado sus esfuerzos a crear Nia Taste. Un emprendiendo donde no solo vende postres, también detalles, amor y mensajes que van al corazón, que alegran el día o dan esperanza a alguien.

En mayo del 2017 Nicole quería hacer de su talento un negocio. Ella pensaba en hacer lo que le gusta y ganar con ello para cualquier urgencia que pueda tener. “Desde pequeña me han gustado muchos los postres, pero no es hasta hace 2 años que se me ocurrió Nia Taste”.

En este pequeño negocio de postres ella vende pizza brownie, pie de limón, tres leches, cheescake, cupcakes pero; lo que la diferencia son sus brownies con toppings que se entregan en cajitas personalizadas con mucho color y un mensaje que quiere enviar la persona a otra muy especial.

Nicole empezó su negocio por su cuenta, puso en práctica lo que su mamá le enseñó desde pequeña y fue experimentando con videos y fórmulas que ella misma creaba para hacer un postre con su sello particular.

Luego, iba a su universidad y enseñaba a sus amigos la idea de negocio que tenía, un regalo especial y delicioso. De ahí fue que sus clientes comenzaron a llegar. Les gustaba la idea y lo querían probar, subían fotos y Nia Taste llamaba la atención y se hacía conocido.

En un futuro, Nicole esperaba terminar su carrera y poner en práctica sus conocimientos para ya no solo vender postres desde su casa, sino en su propia cafetería.  

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresa tu comentario
Por favor, coloca tu nombre aquí