Juan Ricardo Domínguez Troncos es un joven de 28 años que pretende agrupar el concepto de lo eco amigable, la rentabilidad y el buen servicio a través de Wubba Lubba Dub Dub, un punto de comida rápida que busca inyectar a los comensales la inquietud por conservar el medio ambiente.

También te puede interesar:

|Marly Robles: “El saber no ocupa lugar y el aprender no…

|Ana Cornejo, la creadora de una marca de calzado libre de…

Cuando Juan Domínguez cursaba la primaria, un debate entre el uso de energía renovable y no renovable sacudió su forma de pensar. Sabía, entonces, que cuando llegase a ser dueño de su propio negocio, el trasfondo debía ser eco amigable.  

El distintivo de Wubba Lubba Dub Dub. Foto: Emprender.pe

Iniciativa

“Quería que esto sea un almacén dirigido a vender productos biodegradables, pero me di cuenta de que el mercado aún no está preparado para adaptarse. Entonces decidí incluir la participación de la eco amabilidad en la venta de comida rápida y, así, ir acostumbrando de a poco a los comensales”, cuenta Juan Domínguez, quien ya tenía experiencia en el mundo culinario gracias a un emprendimiento anterior.

Temática de Rick y Morty

El emprendedor, fanático de Rick y Morty, quedó sorprendido tras ver el capítulo en el que gracias a una pistola interdimensional los protagonistas logran llegar a una tierra atestada de basura. “Lo que hacemos es consumir y consumir, y no dejarle nada al planeta. […] Ser eco amigable es un tren al que acabo de subirme”, afirma Juan, quien bautizó a su negocio con el nombre de Wubba Lubba Dub Dub porque era la frase que Rick repetía en cada capítulo.

El enprendedor con la ilustración que recibe a los comensales. Foto: Emprender.pe

Acogida y promociones

Las hamburguesas, las alitas, los choripanes y toda la gama de productos que ofrece Wubba Lubba Dub Dub escapan de lo común porque son entregados en recipientes biodegradables, acompañados de palillos, no tenedores, y la bebida incluye un sorbete elaborado con la pepa de la palta.

El recipiente en el que se entregan los productos está hecho de Bagazo de caña de azúcar.

“Cuando el cliente sale de aquí, sabe que se llevó un producto más eco amigable. Y si regresa es por alguna de las dos razones, por conciencia ambiental o porque le gustó la sazón”, declara Juan Domínguez, el emprendedor que ve a Wubba Lubba Dub Dub como una oportunidad para evidenciar su deseo de contribuir al cuidado del medio ambiente.

Es por eso que la acogida ha sido cálida y juegue el papel de motivación para que el emprendedor plantee una promoción cada martes: un anticucho gratis, algún combo…

Formación

Tener la mente emprendedora no es una obra veloz. Juan Domínguez señala que muchos de los conocimientos con los que ha levantado su negocio son productos de la formación que recibe en IPAE, el instituto donde estudia Administración. “Me he vuelto mucho más táctico. He aprendido a gestionar todo lo que se requiere para que el negocio avance”, asegura el emprendedor.

Expectativas

“Siguiendo la línea ‘eco’, me gustaría abrir una tienda por año que esté enfocada en implantar en el consumidor un ánimo de conservación del planeta. Por ahora, como el público está acostumbrado a la comida rápida, deseo terminar de inyectarle la idea de la eco amabilidad a través de lo que más consume”, asegura Juan, quien, además, está esperando que se lance la cuarta temporada de Rick y Morty.

La temática de Rick y Morty atrapa la atención del público. Foto: Emprender.pe

No te pierdas en Instagram:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresa tu comentario
Por favor, coloca tu nombre aquí