Latam Airlines, Gol y Aeroméxico, entre otros, dicen que están negociando activamente rescates con los gobiernos

Avianca Holdings sabía desde marzo que la liquidez de la aerolínea colombiana solo conseguiría cubrir sus gastos por unos cuantos meses.

En esas condiciones, el pedido de una reestructuración a través de la ley de quiebras no fue una sorpresa. Lo que fue una sorpresa fue la ausencia de un actor clave: el gobierno colombiano.

Su ausencia está en contraste con países como Francia, Alemania y Estados Unidos, que priorizaron la protección de la industria aeronáutica.

En público, Latam Airlines Group, Gol Linhas Aereas Inteligentes, Aeroméxico y Avianca, entre otros, dicen que están negociando activamente rescates con los gobiernos. Pero detrás de escena hay una preocupación creciente sobre cuándo esa ayuda podrá materializarse y si no llegará ya demasiado tarde.

Los mismos números de Avianca no pintan un escenario alentador para una aerolínea que hasta hace poco atraía el interés de United Airlines.

Te podría interesar:
Gobierno plantea afiliación automática desde los 18 años a nuevo sistema de pensiones

Al comienzo del año, Avianca valía US$ 470 millones. Ahora vale US$ 17 millones, dos centavos de dólar por acción.

Para el final de marzo, Avianca tenía US$ 304 millones de caja pero estaba casi sin ingresos mientras los gastos se acumulaban.

Para mayo, la aerolínea habría usado más de la mitad de esa suma solo para cubrir dos meses de salarios y liquidar deudas.

Anko van der Werff.

El CEO de Avianca, Anko van der Werff, hizo públicas las necesidades de Avianca pero no obtuvo resultado.

En la región no hemos visto tanto apoyo (gubernamental) como en otras regiones”.

Gonzalo Yelpo, director legal de ALTA, grupo de la industria aeronáutica de la región.

Proceso de bancarrota

El proceso de bancarrota de Avianca podría cambiar el rumbo de los gobiernos, pero no está claro qué tan rápido.

El martes, Perú dijo que estaba considerando también ayudar a las aerolíneas. Pero ese anuncio llega ya demasiado tarde para Avianca, que está cerrando su operación en ese país y despidiendo a 1,000 empleados.

Avianca se enfrentó a la tormenta perfecta debido a su base en Colombia y sus hubs en El Salvador, Ecuador y Perú.

Esos cuatro países prohibieron completamente los vuelos comerciales de pasajeros para proteger sus sistemas de salud más frágiles. Pero al hacerlo también dejaron a Avianca en tierra.

Cabe señalar que Latam, rival de Avianca, no sufrió de igual manera. Latam todavía puede volar en Chile y Brasil, dos de sus principales mercados.

Fuente: Gestión.

Búscanos en Instagram:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresa tu comentario
Por favor, coloca tu nombre aquí