La escultura es un arte muy minucioso y detallista. Consiste en representar objetos o crear figuras en tres dimensiones, estas pueden ya existir o ser creadas desde la mente del artista. Hoy conoceremos uno, él es Victor Hugo Miranda Bereche, fundador de Miranbek sculptor.

«Este arte, es muy gratificante, te ayuda a desarrollar concentración. A veces, he comenzado a hacer una escultura y se pasa el tiempo tan rápido, que cuando la terminé ya habían pasado 8 horas», señala Víctor Hugo.

Él trabaja solo, sin embargo, «he pensado en más adelante tener un par de ayudantes, para poder realizar más trabajos«, comenta. Víctor Hugo es agrónomo de profesión y escultor por vocación.

Sobre cómo ha ido aprendiendo este arte de la escultura, Víctor se considera autodidacta. «Me gusta mirar, observar y hacerlo. A veces solo miro una escultura y sé como la han hecho», comenta.

Sin embargo, como todo artista, el talento no basta y busca aprender más. «También me leí un libro de anatomía para artistas, para poder hacer y mejorar las esculturas de superhéroes, villanos, etcétera», sostiene.

Miranbek sculptor, el arte de la escultura

El emprendimiento Miranbek sculptor nace una etapa de desempleo, aquellos «días duros» como los califica Víctor, se convirtieron en la antesala del descubrimiento de su talento y de su emprendimiento.

«Pude conocer la cerámica en frío sus propiedades y como se enduraba al secar. Así se me vinieron un millón de ideas sobre lo que podría hacer con ese material. Empecé haciendo un personaje del Señor de los anillos, Gollum» señala Victor.

«Para ser el primero me quedó bien. Mi tía Jesús lo vio y lo llevo a su trabajo. Allí una persona le dijo que se lo vendiera y ella me trajo el dinero». Y así sin la mínima intención, pero con mucho talento Víctor empezó su emprendimiento.

Aquella experiencia le ayudó a concretar su idea de empezar un negocio con ese material. «Hasta cuando estuve en lima trabajando, ocupaba mis fines de semana dando clases de escultura de personajes tipo superhéroes o villanos o monstruos. Así como de personajes infantiles», recuerda.

Esculturas en la pandemia

Víctor Hugo, fundador de Miranbek sculptor, empezó en este emprendimiento hace 9 años. En este 2020, está superando un gran reto, continuar con su emprendimiento. «La verdad fue una crisis al inicio, ya que las reuniones, cumpleaños y todo aquel evento donde era solicitado mi producto fue cancelado o prohibido», sostiene.

Cuando se levantó la cuarentena, sus pedidos volvieron a la normalidad. Sin embargo, como todo buen autodidacta ese tiempo en el que no generó ventas lo usó para seguir educándose.

«Durante los días de cuarentena, he leído, visto más videos tutoriales y practicado mucho nuevas técnicas. Por esa parte, digamos que (la cuarentena) me sirvió para mejorar», puntualiza.

Adaptar su trabajo a esta «nueva normalidad» resulta sencillo, si tomamos en cuenta que todas sus esculturas las trabaja desde el taller de su casa. «No tengo la necesidad de salir más que a entregar el trabajo, aunque muchas veces lo vienen a recoger», indica.

Proceso de venta

Sus trabajos los publica en su cuenta de Facebook. «Allí me contactan por el Messenger y les doy mi numero celular. Luego de eso me envían la imagen de lo que desean, que puede ser, un personaje infantil tipo Mickey mouse, Bob esponja o algún personaje de tv por cable», señala

Además, resalta que sus esculturas personalizadas es difícil encontrarlas en otros lugares. «Son dibujos que no los van a encontrar en el mercado, adornos de novios personalizados, superhéroes, etcétera».

Según la dificultad del pedido, «dependiendo de la figura que me soliciten, el trabajo puede estar de un día para otro. O tal vez en 3 a 4 días. Luego el cliente recoge el trabajo ya seco y listo para colocarlo de adorno en la torta o en algún lugar especial de su casa», puntualiza.

Moldeando figuras

Sobre este arte, Víctor Hugo comenta: «Me apasiona mucho crear personajes o una imagen llevarla al 3D. Eso es muy gratificante para mi, y también ver la expresión de alegría en el rostro de quien, me pidió, una escultura o modelado. Eso me pone muy contento y hace que mejore más cada día», finaliza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresa tu comentario
Por favor, coloca tu nombre aquí