Giuliana Jiménez Paz era una niña cuando anhelaba tener su propia tienda de juguetes. Ahora, a sus 23 años, ha realizado su sueño: Mil deseos. Se trata de un emprendimiento que ofrece regalos, útiles escolares y un sinnúmero de objetos novedosos.

Fuente: MIl deseos

Graduada de Administración de Empresas, la joven piurana aceptó la hazaña que su madre le propuso: instalar su propio bazar-librería en La Unión, el espacio donde transcurrió su infancia. Con la creatividad como aliada ha sabido encarar los límites a causa del covid-19 y se ha ganado el corazón del público.

PUBLICIDAD

La historia detrás del nombre

Giuliana recuerda que su mamá utilizaba una pregunta peculiar para dirigirse a todo aquel que llegara a la tienda de regalos que fascinaba a grandes y chicos: “¿Qué deseas?”. La emprendedora confiesa que “es la forma más bonita de llegar a un cliente”, por eso decidió evocar ese episodio de la infancia y trasladarlo a su propio negocio. Además, ella es fiel creyente de la frase “Deséalo tanto hasta que el universo conspire a tu favor y te lo cumpla”. Estos dos motivos provocaron que el lema de la marca sea “lo deseas, lo tienes”.

El logo también tiene una personalidad. Los dos búhos, uno más grande que el otro, representan la guía que siempre ha existido en su vida: su madre, quien le dio la oportunidad de desempeñarse en el mundo empresarial. Mil deseos es, por tanto, el reflejo de un sueño con historia y con muchas expectativas.

Ser emprendedor

Para Giuliana, un emprendedor es una persona valiente que debe enfrentar los riesgos con la mejor disposición, una disposición que ella ha sabido entregar desde febrero, cuando inauguró Mil deseos en el distrito de La Unión. Luego, cuando la pandemia llegó, sintió un temor que la hizo paralizarse solo por un momento, porque “retomé con fuerza”, confiesa la propietaria.

Fidelización

Lograr ganarse la confianza del público no siempre es tarea sencilla, pero Giuliana lo ha conseguido gracias a su consigna de cubrir la necesidad del cliente. “No se trata de vender por vender”, afirma ella. Por eso, su buen gusto y sus recomendaciones siempre terminan conquistando a los compradores. Además, en el paso de la entrega, Giuliana invita a sus clientes a que revisen si todo está conforme.

Crear contenido y masificarlo a través de las redes sociales también ha significado un reto, pero es solo uno de los tanto que Giuliana está dispuesta a enfrentar. El coraje crece tanto como las proyecciones.

Fuente: Mil deseos
Fuente: Mil deseos
Fuente Mil deseos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresa tu comentario
Por favor, coloca tu nombre aquí