Te dejamos una columna de opinión escrita por Brenda Silupú, docente de la Universidad de Piura. ¡Toma nota de los consejos, emprendedor!

En el contexto actual, conviene compatibilizar los aspectos teóricos con la práctica en la formación de los estudiantes universitarios para integrarlos con los micro y pequeños empresarios.

PUBLICIDAD

Por un lado, están los mypes que durante muchos años han gestionado un negocio tradicional. En los cuales el desorden, la falta de gestión estratégica y de planificación los ha conducido a tener negocios de subsistencia, improductivos y desorganizados.

Por otro lado, tenemos a los universitarios que conocen herramientas tecnológicas y de gestión empresarial y que manejan redes sociales. Entonces, hace falta que los empresarios tengan mayor apertura a la participación de los jóvenes universitarios para que compartan lo aprendido y practiquen, a la vez.

Así, habrá un aprendizaje mutuo, con el que las micro y pequeñas empresas podrán ordenarse, mejorar el control de sus ingresos y gastos. Así como implementar nuevos canales de comercialización, manejar bases de datos de clientes y promocionar los productos por redes sociales.

Esto implica un trabajo conjunto y beneficio para ambas partes: tendremos más micro y pequeñas empresas gestionadas adecuadamente y estudiantes universitarios con mayor conocimiento de los problemas empresariales, para poder plantear una solución.

Sin duda, los universitarios ahora son indispensables en los negocios. Pero, también deben de estar dispuestos a realizar actividades de voluntariado empresarial. Pues esta experiencia los ayudará a aprender, aplicar sus conocimientos teóricos y conocer la realidad de nuestras micro y pequeñas empresas. 

Este trabajo colaborativo permitirá que las mypes puedan reactivarse y que su modelo de negocio migre hacia uno más innovador. En el que la gestión estratégica sea parte de las actividades del día a día.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresa tu comentario
Por favor, coloca tu nombre aquí