Jhonatan Córdova Pasache nunca pensó que dejaría atrás su sueño de toda una vida, el de vestir el uniforme de la Fuerza Aérea, por un mandil blanco y variados instrumentos de pastelería. Con 23 años, este joven estudiante ha tranformado su pasión por la harina y los hornos en un pujante emprendimiento.

Hace algunos años, esto parecía imposible. Cuando Jhonatan terminó el colegio tenía claro que su vocación era ser policía, pero buscó mayores oportunidades a través de la FAP. Su sueño parecía alejarse luego de dos postulaciones truncas a la Escuela de la PNP. Fue entonces que la repostería entró en su vida.

También te puede interesar:

|‘Saca tu cita’ con tu médico, rápido y desde tu celular, con esta app

|Anaiz Jiménez, diseñadora publicitaria: «Solo tú te pones los límites»

Se matriculó en el Cetpro San Juan maría Vianney donde aprendería a hornear alfajores, a modo de hobby, pero terminó seducido por el dulce mundo de la pastelería. Ahora ya cursa su segundo año en esta especialidad y se perfila como un gran maestro de las tortas y los bocaditos. «Estoy dando, día a día, el 100% […] Mi pasión por la pastelería me impulsa a seguir adelante», dice.

Ahora su pasión lo ha llevado a emprender su propio negocio. Hace 9 meses, creó, junto a su novia –Mary López Escobar, también pastelera,- Josmar Buffet, un emprendimiento de pastelería artesanal por delivery. «Me di cuenta que no solo se pone un negocio al terminar la carrera, sino antes; siempre y cuando te pongas las pilas y tengas esa motivación de salir adelante», expresa entusiasta.

Para llegar hasta aquí, Jhonatan ha tenido que hacer muchos sacrificios personales y laborales. «Para poder emprender he tenido que dejar mi trabajo en UVK… Trabajaba en la panadería de 2 a.m. al mediodía, estudiaba de 2 p.m. a 6 p.m. y trabajaba de 6:30 a 10:30 p.m. No tenía una hora para salir a divertirme», enfatiza.

No obstante, su mayor reto sigue siendo emprender. Cuenta que como emprendedor ha llegado a trabajar hasta tres veces más que en su anterior trabajo, porque hay que entregarse al 100%, incluso con lágrimas de por medio. «Tu eres tu propio jefe, tú te mandas, tú emprendes solo, tú lloras solo, tú sudas solo, pero así han empezado las grandes empresas».

Todo este sacrificio hace que valore mucho más lo que ha logrado con Josmar Buffet, cuyo sello es la calidad. Así se asegura que el «cliente no deguste y se vaya, sino que deguste y vuelva» sin importar el precio de las tortas. Además, sus tortas son naturales pues usa como principal insumo la harina pastelera, lo que hace que tengan una textura más suave y esponjosa.

Las más pedidas son la torta húmeda de chocolate, la de piña, la de vanilla y la de naranja. También las hay de tres leches, helada, chatillí, con masa elástica, entre otras. Sus clientes siempore se muestran satisfechos.

En un plazo de tres años, Jhonatan y Mary se ven siguiendo una especialidad y con un negocio ya consolidado en Piura. Es más, ya se proyectan en abrir dos tiendas: una de panadería baguette y otra de pastelería. En el transcurso de estos años, su principal objetivo es ahorrar el dinero y seguir implementando Josmar Buffet.

Dato

Usted puede contactar a Jhonatan y Mary y solicitar sus servicios de pastelería a través del número 920 712 126.

Síguenos en Instagram:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresa tu comentario
Por favor, coloca tu nombre aquí