Pese a representar el 98.88% de la población empresarial del país, las pequeñas y medianas empresas (Pymes) suelen tener, con frecuencia, muchas dificultades para acceder a créditos financieros.

Para Juan Miguel Tirado, director regional de Marketing de Gosocket, esto se debe principalmente a que “la mayoría de las pymes aún emiten sus facturas y comprobantes de forma manual, lo que hace que sus finanzas sean poco transparentes ante las entidades financieras”.

Ante esta situación, el Estado viene promoviendo entre las pymes la implementación y emisión de facturas electrónicas, las que permiten crear un historial financiero positivo y, por ende, acceder a créditos con más facilidad.

“La facturación electrónica va de la mano con la transformación digital de estas pequeñas y medianas empresas. Este sistema electrónico transmite seguridad a los bancos y financieras, al momento evaluar las condiciones para un financiamiento”, explicó el especialista.

Más beneficios

Asimismo, ayudan a las empresas a acceder a la venta de facturas (e-factoring) por cobrar vía online, generándoles liquidez y, por consiguiente, un mayor respaldo ante el sector financiero sin tener que asumir una deuda a corto o mediano plazo.

Dato

Según Gosocket, la mayoría de pymes desaparece a su segundo o tercer año de operaciones por una inadecuada gestión empresarial y un limitado acceso al capital de trabajo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresa tu comentario
Por favor, coloca tu nombre aquí