Las compras online en Perú aumentaron en 120% en el primer semestre del 2020. Debido a las medidas de confinamiento para enfrentar la pandemia del coronavirus, covid-19.

El año pasado el comercio electrónico cerró con unas cifras positivas, según datos de la Cámara Peruana de Comercio Electrónico. Los usuarios hicieron compras por 4,000 millones de dólares y eso significó un incremento de 31% con respecto al 2018.

PUBLICIDAD

Ahora, por la coyuntura de la pandemia las compras digitales se convirtieron en una de las herramientas favoritas de los ciudadanos. Con lo que adquirían productos y servicios de manera segura, sin salir de casa. 

Esto trajo como resultado una potenciación del comercio electrónico impensado, pero positivo. Niubiz Intelligence reveló que en Perú el sector subió su penetración, en junio, el 45% en el consumo.

El aislamiento preventivo originó que las compras online reporten un aumento de 120% para el primer semestre del 2020. Además, el número de comercios que ahora hacen parte del mismo se cuadriplicó en comparación con el mismo periodo de 2019. 

“Acá entra a jugar un factor muy importante. Es la preparación de los establecimientos comerciales para atender de la demanda y garantizar el servicio con calidad y seguridad”. Así lo destacó el jefe de mercadeo y diseño de Kushki, Óscar Quevedo.

Por ello, refirió que se deben contar con aliados estratégicos. Los cuales ofrezcan garantías para los clientes respecto a sus datos e información financiera. 

“Los empresarios deben entender que, si no ajustan sus procesos desde tener una buena página web, procesos de compras seguras y estrategias de entrega eficientes, pondrán en juego muchas cosas como la reputación y la credibilidad del sector”, dijo Quevedo.

Seguridad en la era de la digitalización

El experto, enfatizó que con la pandemia y esta digitalización “forzada”, muchos comercios estaban en una etapa inicial de su integración a acelerar el proceso para poder vender cuanto antes. 

En ese sentido enfatizó que la seguridad en las compras tiene que ser uno de los focos de los empresarios. 

“Lo recomendable es trabajar con pasarelas de pago que den herramientas que garanticen la seguridad de los datos de sus clientes. Donde las más destacadas manejan altos estándares de seguridad en la industria fintech y certificaciones como la PCI DSS Nivel 1”, explicó. 

Además, señaló que las pasarelas de pago deben contar con varias medidas dentro de su infraestructura. Como políticas y procesos de seguridad que puedan resistir una gran cantidad de tráfico de ventas.

“Lo cual es muy importante para que los consumidores no tengan problemas. Si las organizaciones garantizan que su infraestructura tecnológica puede recibir un alto tráfico, sumado a un buen posicionamiento, seguramente la coyuntura les ayudará a potenciar sus ventas y suplir la merma de la crisis”, indicó.

Cabe resaltar que, los negocios deben tener clara la normativa brindada por el Indecopi. La cual sanciona el fraude, las demoras en pagos y las entregas de productos. “La competitividad corporativa requiere de varios frentes, no solamente es una página web para hacer ventas, es mucho más que ese aspecto digital”, subrayó Quevedo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresa tu comentario
Por favor, coloca tu nombre aquí