Bob Esponja, Garfield, La Pantera Rosa, Mickey Mouse, Dumbo, Hey, Arnold! y los divertidos personajes de Looney Tunes nos acompañaron no solo durante los años noventa, sino también durante esta cuarentena, tiempo en el que más de uno se ha refugiado en el confort de YouTube y se ha rendido ante los recuerdos de infancia.

Para estos espectadores de corazón animado existe Miel en el Aire, un negocio piurano dedicado a ofrecer polos, pijamas y poleras con la temática preferida. La propietaria es Thalia Reyes Celedonio, una ingeniera petrolera de 24 años que lleva en las venas la habilidad emprendedora y la benevolencia para ofrecernos retornar a los ratos felices.

Hey, Arnold! es uno de los diseños más solicitados. Fuente: Miel en el Aire.

El confinamiento no detuvo la iniciativa

Thalia dice que vende el producto junto con la innovación. Amante de la creatividad y del buen trato, esta piurana vio en las limitaciones de la cuarentena una oportunidad para lanzar al mercado un emprendimiento de ropa peculiar. Empezó con una docena de polos y ahora debe organizar su horario para atender sus labores como ingeniera y a todos los clientes que semanalmente solicitan una pizca de los Rugrats y Las Chicas Superpoderosas.

Se ha asociado con sus hermanas para cubrir la demanda y con su padre para las entregas a domicilio. Esa solo es una de las razones por las que Thalia dice que su negocio se ha vuelto familiar; la otra tiene que ver con el vínculo que ha llegado a entablar con sus clientes: ha sido partícipe de sorpresas para grandes y chicos, un protagonismo que le ha dejado fotos de padres e hijos felices y también una amplia lista de clientes fieles.

Este diseño de los Rugrats vuelve locos a los fanáticos. Fuente: Miel en el Aire.

El entorno

Esta emprendedora confiesa que sus amigos han sido piezas fundamentales para que el negocio tenga éxito. La publicidad en tiempos de covid-19 se expande por redes sociales, es decir, se trata de una dinámica que los compañeros y clientes de Miel en el Aire han sabido aprovechar.

Además, la paciencia de Thalia ha logrado una gran cuota de preferencia por parte del público. “Un cliente me pidió una pijama de Flash y yo se la conseguí”, comenta. Ella es incapaz de abandonar una petición. “Si no tengo un producto con la temática que me solicitan, lo busco”. Tiene la certeza de que el público piurano es exigente, así que intenta estar siempre un paso adelante.

Crecimiento

La cantidad de pedidos ocasionó la reforma del empaquetado y también de la línea de productos. Es así que Miel en el Aire ha lanzado, además, ropa en pareja: no solo los novios tienen derecho a este beneficio, los dueños y las mascotas pueden combinar los atuendos.

Thalia detalla que los polos más vendidos son los de Dragon Ball y El Rey León, unas temáticas que nunca pasarán de moda, de la misma manera que la emprendedora nunca dejará de buscar la alegría del cliente.

Puedes visitar su páginas de Instgram:

https://www.instagram.com/p/CDPXnS0JrOE/

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresa tu comentario
Por favor, coloca tu nombre aquí