Valeria Saravia Espinoza es una educadora piurana de 26 años, con certificación en educación perinatal y asesoría en lactancia y maternidad.

Hace dos años y tres meses creó Psicogest, una empresa dedicada a brindar talleres y asesoría en educación perinatal, dirigido para madres gestantes, lactantes y familias en general. Hoy como muchos profesionales y empresas se ha adaptado a las nuevas formas de comunicar: el uso de redes sociales.

Valeria nos explica que al inicio del Estado de Emergencia, pensó que quizá un descanso sería lo ideal. En ese momento, empezó a ordenar su trabajo y notó que muchas de sus clientas empezaron a contactarla pidiéndole talleres y asesoría.

“Yo con la empresa no me he detenido, no me he tomado un tiempo libre. Siempre ha sido un trabajo constante”.

En un primer momento, cuenta, no tenía listo el segundo paso que consistía en la adaptación a las plataformas digitales, pero al ver la gran demanda de sus clientas es en donde decidió implementar sus talleres y asesorías de manera virtual.

¿Consideras que la adaptación fue necesaria?

«Para mi siempre fue necesario esta adaptación porque hay muchas mujeres y muchas familias que se les presentan problemas en diferentes etapas de los bebés y no tiene a quien acudir y menos pueden salir de sus hogares. Ahora que las personas están más tiempo a las redes sociales, están prestando más atención a la evolución y desarrollo de sus hijos y es aquí donde se dan cuenta que sí necesitan una asesoría o un taller para seguir adelante y darle lo mejor a sus bebés e hijos”.

Y, ¿has encontrado algún inconveniente dentro de esta etapa de adaptación?

«Algunas personas aun no confían en los talleres en redes sociales. Hay muchos clientes que están interesados pero no se encuentran convencidos del todo. Durante este año tenía un cronograma establecido, pero se vieron modificadas debido a la pandemia del Covid-19. No obstante, he sabido ordenar y programar las entrevistas, de tal forma que se ha dejado de hacer de forma presencial y, por suerte, ha resultado muy bien”.

¿Algún anécdota durante este proceso?

«Si antes recibía 10 mensajes, ahora recibo el doble. Mi galería esta llena de fotos de bebes», nos cuenta mientras sonríe.

Redes sociales

Valeria nos expresa que debido a la situación del estado de emergencia ella ha tenido que adaptarse, al igual que sus clientes, a un entorno virtual. Me cuenta que ahora ha aumentado sus transmisiones en vivo en sus dos cuenta de Instagram y Facebook, de esta forma, mantiene una conexión constante con clientes que en su mayoría son madres que buscan consejos e información.

“A pesar de lo que estamos viviendo, al momento que las mamas de conectan a los ´en vivos´, se muestran super atentas y ávidas de información. Se les nota muy contentas de aprender. Ahora, están más conectadas y mas abiertas a aprender”.

«Puedo afirmas que no solo yo me adapté, sino también las mamas, y lo han hecho bastante bien».

PSICOGEST PIURA

¿Cómo surgió la idea crear Psicogest?

Valeria nos cuenta que vivió de cerca el proceso de embarazo de su hermana, Mariel. Esta experiencia personal la ayudó y motivó a poder entender cuál era su propósito: ayudar a las nuevas madres.

«Antes de dedicarme a esto no tenia claro cuál era mi propósito. Yo siempre fui una persona empática con los demás. Cuando viví el proceso de ser madre de mi hermana, mi empatía por los demás se potencia. Es aquí cuando decido poner en marchas mi ideas y planes y dedicarme a esto».

«Al atravesar con mi hermana su proceso de maternidad, me hizo ser más consciente del esfuerzo físico, emocional y psicológico que tiene una mujer al entender que será una mamá».

Para Valeria, cada mujer tiene un proceso de adaptación diferente.

«Esto me ha ayudado a lidiar, además, con múltiples personalidades, dudas y preguntas. Además, he aprendido con los cursos que llevo la manera de como transformar una energía negativa de algunas madres en una positiva, asimismo, como desarrollar su confianza».

¿Te imaginas haciendo esto antes?

«Si tu me preguntas hace dos años si yo podía dedicarme a esto, te diría que no. Son cosas que con el tiempo se van aprendiendo, que se refuerzan con los conocimientos», nos cuenta con una enorme sonrisa.

Entonces, ¿Cómo surge la idea de hacerte educadora?

«Psicogest nace porque me di cuenta de la falta de personal que existe para poder brindar este servicio a las mamas. Esto surge justo cuando mi hermana estaba embarazada, en ese momento, me di cuenta que no podía haber nadie más que no sea yo que la pudiese guiar en esa etapa de su vida»

Valeria besando la pancita de su hermana Mariel.

«Luego pensé, ¿cuántas mujeres se sientes solas, sin un rumbo para aprender como ser madre? Es así como nace la empresa».

¿Cómo eran la situación de tu empresa antes de la pandemia?

Valeria nos relata que antes de la llegada del coronavirus al Perú, ella brindaba sus servicios de manera presencial, tanto en sus talleres como las asesorías.

Hace dos años, ella decidió crear una cuenta de Facebook para su empresa. Para ella era muy importante que su fanpage no solo sea un medio de contacto, sino un canal de información para educar a la población.

“El motivo de la creación del fanpage de Psicogest no fue solo para captar clientes sino para educar e informar a la población”.

¿Cómo es la relación entre una educadora y una madre en un entorno virtual?

En esta parte, Valeria saca su lado más sentimental y la conversación se transforma en un tema personal para ella.

Nos cuenta que pese a preferir un contacto más íntimo, el entorno virtual no ha sido impedimento para crear una conexión especial con sus clientas.

«Todas las mamas necesitan apoyo emocional. Siempre y en la mayoría de casos, llegamos a tal punto de confianza que entramos en un ámbito más sentimental. Me gusta llegar a ellas, que sepas que las entiendo y que no están solas, así sea por una videollamada”

«Si yo estuviera con ella, podría abrazarla, tocarla, mirarla a los ojos, darle un consejo y decirle que estoy para apoyarla. Siempre me quedo con las ganas de darles un abrazo y decirles que todo estará bien».

LA SATISFACCIÓN

El agradecimiento de las personas que ayuda es para Valeria un aliciente para seguir adelante haciendo lo que más le gusta.

«Hace muchos meses hice una publicación sobre lactancia, y luego de bastante tiempo, recibí un mensaje en el fanpage de Psicogest que decía “Vale, gracias a tu post, tuve una lactancia exitosa, me costó durante un tiempo, pero lo logré. ¡Gracias!”.
Ahí me di cuenta de la magnitud e impacto que puedes generar al compartir tus conocimientos o información».

“La satisfacción es bonita cuando una persona te dice gracias. Este agradecimiento fue una de las cosas que más me motivo a hacer videos, compartir información. Un mensaje puede hacer el cambio para una persona que atraviesa un mal momento».

Si pudieras darle un mensaje a aquellas personas que tienen un negocio, una idea, y que ahora por el estado de emergencia se encuentran paralizados, ¿Qué les dirías?

“No tengan miedo de saltar a las redes sociales, al principio tendemos miedo o no sabremos usar bien las herramientas, pero la satisfacción que recibes cuando un cliente te agradece es lo más bonito que hay.”

Síguela en instagram:

Sigue a Emprender en Instagram:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresa tu comentario
Por favor, coloca tu nombre aquí