La compañía Eastman Kodak llevaba fuera del mercado desde hace años. Sin embargo, la llegada del coronavirus es una oportunidad para reinventarse. En ese sentido, Kodak incursiona en el negocio de la fabricación farmacéutica y se reincorporará al mercado.

La compañía anunció que están utilizando un préstamo del gobierno de 765 millones de dólares. El cual lo obtuvieron de la Corporación Financiera de Desarrollo Internacional de Estados Unidos (DFC).

Su finalidad es la creación de Kodak Pharmaceuticals, que “producirá componentes farmaceúticos cruciales». Estos «han sido identificados como esenciales pero han caído en una escasez nacional crónica”, comunicó la agencia.

Entre los productos y componentes farmacéuticos está la hidroxicloroquina Este es uno de los medicamentos que está en la mira ante su improbable eficacia para el COVID-19.

La decisión de reinventarse

La resurrección de Kodak se dispara un 300% en bolsa tras pasar del carrete a la hidroxicloroquina. Ante ello la compañía dijo que el nuevo negocio farmacéutico apoyará 360 empleos directos y 1.200 indirectos.

Según Jim Ctinenza, presidente ejecutivo de la empresa, «Kodak desempeñará un papel fundamental en el retorno de una cadena de suministro farmacéutico estadounidense fiable».

Para ello provecharán su vasta infraestructura, su experiencia en la fabricación de productos químicos y su herencia de innovación y calidad.

Este es el primer préstamo de DFC. Luego de que en mayo el presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva destinada a fomentar la producción nacional de los materiales necesarios para la lucha contra la covid-19.

Según el director de DFC, Adam Boehler, los estadounidenses consumen cerca de 40% de los componentes usados para hacer productos farmacéuticos genéricos en el mundo. Ante ello, señaló que solo el 10% de estos fueron hechos dentro del país.

Otros intentos de innovación

También intentó sumarse al tren de las monedas virtuales sacando la suya propia, el KodakCoin. Ahora, con la alerta sanitaria parece haber encontrado el rumbo que buscaba.

Kodak, que en una época fue un gigante del mundo de la fotografía y cuyo negocio ha tenido dificultades en los últimos años por la llegada de los teléfonos móviles, ampliará sus instalaciones actuales en Rochester, Nueva York y St. Paul, Minnesota.

También te puede interesar:

|Lanzan Mi Cocina Segura una web que ayudará a restaurantes en…

|Transporte Aéreo: ¿Cuántos pasajeros viajaron tras el reinicio de vuelos nacionales?

Síguenos en Instagram

También en Twitter

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, ingresa tu comentario
Por favor, coloca tu nombre aquí